lunes, 22 de mayo de 2017

Manuel Chaves Nogales.

Manuel Chaves Nogales es un personaje imposible de clasificar en uno de los dos partidos que dominaban España. Apostaba por los valores democráticos, por la lealtad y la veracidad; por lo que no era de izquierdas ni de derechas. Al igual que muy pocos, Chaves luchaba por un partido que estuviera basado en la libertad de pensamiento y en apoyar la independencia de nuestro país. Tristemente, no había ninguno que cumpliera con sus exigencias.

Al estallar la Guerra Civil en nuestro país, se puso en manos de la República, y le sirvió fielmente hasta que el gobierno abandonó Madrid. Así, decidió exiliarse a París. Una vez allí, y a pesar de ser republicano, en su libro "A Sangre y Fuego" comenta las atrocidades que vivió durante la guerra, y las brutalidades que ambos bandos hicieron. Una vida cargada de drama y de sufrimiento que se ve reflejada en páginas cargadas de literatura pero también periodismo.
Debemos destacar la dificultad con la que Chaves trabajaba a diario, ya que debía informar a los exiliados de los acontecimientos que ocurrían en una España en guerra, mientras que no disponía de su propio testimonio. Por esto, se basaba de la información que le proporcionaban aquellos que inmigraban a su nuevo país.

Viajaría por toda Europa, pero al final, acabaría en Londres trabajando en (como no) un periódico. Gracias a sus vivencias pudo escribir variadas novelas en las que relata como tuvo la oportunidad de vivir "mil vidas" aprovechando sus viajes para aprender sobre las costumbres y culturas de muchos otros países. Sin duda, esto ayudó de algún modo a crear un alma comprensible y tolerante, algo que no destacaba precisamente entre la población de la época.

Nunca fue capaz de posicionarse en un bando, por lo que la crítica a ambos hizo que fuera perseguido y no aceptado. Luchaba por la verdad. No la verdad que le convenía a los distintos partidos políticos, sino la verdad que reflejara todo lo que estaba pasando, sin mentiras ni falsedades.

Chaves siempre será un intelectual liberal al servicio de la república y de la democracia, al servicio de su pueblo; pero sobre todo, al servicio de sus ideas y de la labor periodística.



No hay comentarios:

Publicar un comentario