miércoles, 31 de mayo de 2017

Cartas Imaginarias.

PAPÁ

Hey, ¿qué tal andas? Supongo que bien, terminando ya otra dura jornada de trabajo. Te estoy esperando en casa, con la comida caliente esperando sobre la mesa mientras le insisto a mi hermano una y otra vez para que se duche. Sé que estás cansado, no hace falta que intentes ocultarlo una vez que pases por la puerta. Te deseo buenas noches, y decido tumbarme en la cama. 

Es en estos momentos de soledad y frialdad cuando realmente valoro todo lo que haces por mí. Creo que la mayoría de la gente tiene razón, no sabemos valorar las cosas hasta que ya es demasiado tarde. Ojalá pudiera decirte gracias, papá; pero supongo que ni yo tengo la valentía para confesarme, ni tú conseguirías hallar el verdadero significado de mis palabras. Así que bueno, me limito a ponerlo por escrito una vez más. Seguramente, una vez que termine, esta carta vuele hasta la papelera como cien antes de ella ya lo han hecho. 

Desearía que fuera más fácil darte las gracias, aunque bueno, ahí va. Gracias por esos momentos que hemos compartido; momentos que contienen lágrimas, abrazos y sonrisas. Gracias también por todas esas caricias que me has dado hasta que prácticamente me he quedado dormida, aunque aún así siempre te quedabas un ratito más para comprobarlo. Gracias por todas esas veces que me has alzado para coger mi taza favorita, o para alcanzar la chuche que tenías escondida al final de la despensa. Gracias, a su vez, por todos esas veces que me has hecho mi comida favorita, o tal vez la que odiaba, y has soportado mis comentarios desagradables. Qué puedo decir, papá, ya sabes como soy.

No puedo seguir aquí dándote las gracias por todas esas cositas tan pequeñas (o grandes, según como se mire) que has hecho por mí, así que prefiero demostrarte cada día todo lo que significas para mí. Como alguna vez un sabio dijo, "las palabras se las lleva el viento, pero los hechos perduran". O algo así, en realidad no lo recuerdo muy bien... Seguro que si estuvieras aquí me corregirías, jajaja. 

Ya sé que para ti es difícil a veces decirlo, aunque estoy completamente segura de que lo haces; así que supongo que me tocará a mí decirlo. 

Te quiero, papá. 


Tarea 3: Enlace a la Web del Museo.

El Museo Arany.

Tarea 2: Comparar poemas.


¡Hola de nuevo!

Para ir terminando nuestro proyecto, he tenido que hacer (al igual que mis compañeros) una elección. En nuestra nueva tarea, teníamos que elegir entre dos poemas, uno del Barroco y otro del Renacimiento. Por supuesto, también de diferentes poetas. Y así, poco a poco, y ayudándonos de una tabla, teníamos que compararlos. 

Por mi parte, yo he elegido estos dos poemas: 

En tanto que de rosa y azucena - Garcilaso de la Vega.
En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,     

y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

 y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,

por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:
coged de vuestra alegre primavera

el dulce fruto, antes que el tiempo airado

 cubra de nieve la hermosa cumbre;                   

 marchitará la rosa el viento helado.



Todo lo mudará la edad ligera

por no hacer mudanza en su costumbre.

-------------------------

Mientras por competir con tu cabello - Góngora

Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Mientras a cada labio, por cogello,
Siguen más ojos que al clavel temprano,
Y mientras triunfa con desdén lozano
Del luciente cristal tu gentil cuello,

Goza cuello, cabello, labio y frente,
Antes que lo que fue en tu edad dorada
Oro, lilio, clavel, cristal luciente,

No sólo en plata o vïola troncada
Se vuelva, más tú y ello juntamente
En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.




                                                          POEMA 1                                         POEMA 2 

PRIMER VERSO DEL POEMA
 En tanto que de rosa y azucena.
Mientras por competir con tu cabello.
AUTOR
Garcilaso de la Vega.
Luis de Góngora.
MOVIMIENTO LITERARIO O PERÍODO
 Todas sus obras pertenecen al Siglo de Oro, y se pueden clasificar dentro del Renacimiento. 
Todas sus obras pertenecen al Siglo de Oro, y se pueden clasificar dentro del Barroco. Sus obras siguen el Gongorismo. 
FORMA ESTRÓFICA
Son 14 versos endecasílabos que forman un soneto compuesto. Poseen rima consonante: ABBA, ABBA, CDE, DCE.
Los versos están organizados en 4 estrofas, que se clasifican como dos cuartetos y dos tercetos.   
Son 14 versos endecasílabos que forman un soneto simple. Poseen rima consonante: ABBA, ABBA, CDE, DCE. 
Los versos están organizados en 4 estrofas, que se clasifican como dos cuartetos y dos tercetos. 

De la división interna, regida por la métrica, podemos distinguir varias partes: 1-8, 9 y 10 a 14. 
Primero, hablará sobre la belleza femenina, continuará con una oración compuesta y terminará con subordinadas del tipo adverbial. 
TEMA O TÓPICO DESARROLLADO EN EL POEMA
 El tema principal del poema es la brevedad de la vida. Pero, al contrario de como se puede apreciar en otras épocas, en este caso el autor nos alienta a aprovechar al máximo nuestra juventud. 
El tema principal del poema es, al igual que en el otro poema, aprender a disfrutar de la juventud, y de la belleza que esta trae con ella. También, destaca el tiempo como elemento.  
TONO EMPLEADO (formal, serio, coloquial, burlesco, etc.)
 Al no haber signos de puntuación, no podemos distinguir muy bien la expresión del autor. Sin embargo, la última estrofa puede llegar a resultar para algunos algo pesimista. 
 El autor emplea un registro formal y un lenguaje culto. También, podemos destacar las referencias al latín. 
VOCABULARIO EMPLEADO
(grado de dificultad, carácter culto, cantidad de adjetivos, etc.)
 Podemos destacar la gran cantidad de adjetivos. Presenta a su vez una lírica culta. 
 Podemos destacar los cultismos, las metáforas y las alusiones. 
PRESENCIA DE RECURSOS LITERARIOS
Se encuentran principalmente: metáforas, tópicos literarios, anáfora, hipérbaton,...  
Se encuentran principalmente: anáfora, metáfora, enumeraciones, hipérbaton,...
METÁFORAS
Se encuentran en: 
- "Oro" -> Se refiere a los cabellos. 
-  "Rosa y azucena" -> Se refiere a su color de piel y a sus mejillas. 
Se encuentran en: 
- "Oro, sal y plata" -> Se refiere a los cabellos. 
- "Lirio blanco" -> Se refiere a su frente.
- "Clavel rojo" -> Se refiere a sus labios. 
¿QUÉ VERSOS TE   HAN LLAMADO MÁS LA ATENCIÓN Y POR QUÉ?
 Los versos que me han llamado más la atención han sido los dos últimos, ya que me resulta una frase inspiradora y alentadora para que aprovechemos realmente nuestros pocos años de juventud. 
 Los versos que me han llamado más la atención han sido los primeros versos, ya que me resulta bastante interesante y a la vez complicado como el autor ha descrito la belleza femenina. 
¿QUÉ SENSACIONES TE TRANSMITE EL POEMA?
 Una vez más, el poema me incita a valorar mi juventud y a aprovechar cada segundo de ella al máximo. 
Sin duda, lo mejor del poema para mi es como el autor intenta mostrarte la importancia de la belleza, tanto interior como exterior.  


A continuación, debemos hacer un comentario crítico que incluya las diferencias y similitudes de ambos poemas: 

Lo primero que debemos destacar es la estructura interna que en ambos casos es igual, ya que son sonetos y presentan la misma estructura en cuanto a las estrofas se refiere. 

Al igual que antes, coinciden también en el tema. Ambos autores están de acuerdo en resaltar la importancia de la juventud, y como esta se va perdiendo con el tiempo. Podemos clasificar esta tendencia como un tópico, el Carpe Diem, muy presente tanto en el Renacimiento como en el Barroco. Podemos presenciar también otros tópicos que hacen referencia a la idea anterior, ya que nos invitan a disfrutar de la belleza que mostramos durante la juventud. Sin embargo, podemos diferenciar ambos poemas de una manera muy sencilla. 
Mientras que Garcilaso nos alienta y aconseja para disfrutar al máximo, Góngora se muestra pesimista ante la pérdida de la juventud. Esto último podemos apreciarlo varias veces a lo largo del poema, pero sobretodo, al final de este. 

Por otro lado, aunque ambos (como he comentado antes) poseen un carácter culto, debemos destacar la complejidad en el poema de Góngora. Podemos atribuir este cambio a las propias características del Barroco. 
Respecto a los recursos literarios utilizados, Góngora vuelve a utilizar más cantidad de ellos. Ambos coinciden en la anáfora, sin embargo, él también aporta ejemplos de gradación, hipérbaton y personificación; por ejemplo. 

Desde mi punto de vista, creo que también deberíamos destacar el uso de la metáfora por parte de ambos artistas. Como la mayoría de los autores de esas épocas, las utilizan sobretodo para referirse a los labios, la cara o los cabellos. En estos casos, el "oro" juega un papel fundamental para describir el bello de la amada; a la vez que se da uso a expresiones frías para referirse a la piel de la pareja. 
Así también, podemos destacar otra de las cualidades del Renacimiento representadas en el poema de Garcilaso como es la clasificación de etapas de la vida según las distintas estaciones un año. Por otro lado, Góngora prefiere referirse a la juventud como la "edad dorada". 

Por último, y como conclusión, debo recalcar que este ejercicio me ha parecido perfecto para poder observar con ejemplos más llamativos como la lírica del Siglo de Oro ha ido cambiando a lo largo de las épocas y de los distintos movimientos literarios que ha habido. Aún así, el mensaje de ambos es bastante claro... Tal vez, deberíamos prestarles algo de atención y darnos cuenta de lo que realmente importa en esta vida. 




PD: Aquí os dejo una foto de una película que muesta a la perfección el mensaje representado por ambos poetas. Se titula "El club de los poetas muertos: Carpe Diem". Sin duda, ¡os la recomiendo al máximo!

Tarea 1: Curar los tópicos.

¡Hola!

La mayoría ya sabéis que durante estos últimos meses hemos estado trabajando en clase con el proyecto Claroscuro, pues bien... ¡Os traigo novedades!

Una de las últimas tareas que teníamos que completar para terminar el trabajo con éxito era esta. Una entrada en la que publicáramos los distintos paneles de Smore que hemos hecho. En estos, se analizaban los distintos tópicos presentes en el Siglo de Oro; pero, debíamos tener en cuenta los siguientes elementos:
  • Explicación del tópico, ¿en qué consiste?
  • Análisis de la evolución del tema, ¿cómo es tratado por autores renacentistas y barrocos? 
  • Fragmentos significativos de poemas, citando la autoría y su explicación.
  • Imágenes que ilustren las explicaciones.
  • Valoración la importancia del tema y de su actualidad.
A continuación, podréis disfrutar de ellos. ¡Os animo a echarles un ojo!

- Carpe Diem:



- La sátira y la burla:


- La mitología:


- El pesimismo:


- La belleza femenina y el amor:



Uno de mis poemas favoritos, y que me gustaría resaltar es el Soneto XXIII, escrito por Garcilaso de la Vega:
En tanto que de rosa y azucena 
se muestra la color en vuestro gesto, 
y que vuestro mirar ardiente, honesto, 
enciende al corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena 
del oro se escogió, con vuelo presto,
por hermoso cuello blanco, enhiesto, 
el viento mueve, esparce y desordena.

En él, podemos apreciar como se destacan las características de la belleza femenina renacentista. 

Un saludo, ¡hasta la próxima!

lunes, 22 de mayo de 2017

Manuel Chaves Nogales.

Manuel Chaves Nogales es un personaje imposible de clasificar en uno de los dos partidos que dominaban España. Apostaba por los valores democráticos, por la lealtad y la veracidad; por lo que no era de izquierdas ni de derechas. Al igual que muy pocos, Chaves luchaba por un partido que estuviera basado en la libertad de pensamiento y en apoyar la independencia de nuestro país. Tristemente, no había ninguno que cumpliera con sus exigencias.

Al estallar la Guerra Civil en nuestro país, se puso en manos de la República, y le sirvió fielmente hasta que el gobierno abandonó Madrid. Así, decidió exiliarse a París. Una vez allí, y a pesar de ser republicano, en su libro "A Sangre y Fuego" comenta las atrocidades que vivió durante la guerra, y las brutalidades que ambos bandos hicieron. Una vida cargada de drama y de sufrimiento que se ve reflejada en páginas cargadas de literatura pero también periodismo.
Debemos destacar la dificultad con la que Chaves trabajaba a diario, ya que debía informar a los exiliados de los acontecimientos que ocurrían en una España en guerra, mientras que no disponía de su propio testimonio. Por esto, se basaba de la información que le proporcionaban aquellos que inmigraban a su nuevo país.

Viajaría por toda Europa, pero al final, acabaría en Londres trabajando en (como no) un periódico. Gracias a sus vivencias pudo escribir variadas novelas en las que relata como tuvo la oportunidad de vivir "mil vidas" aprovechando sus viajes para aprender sobre las costumbres y culturas de muchos otros países. Sin duda, esto ayudó de algún modo a crear un alma comprensible y tolerante, algo que no destacaba precisamente entre la población de la época.

Nunca fue capaz de posicionarse en un bando, por lo que la crítica a ambos hizo que fuera perseguido y no aceptado. Luchaba por la verdad. No la verdad que le convenía a los distintos partidos políticos, sino la verdad que reflejara todo lo que estaba pasando, sin mentiras ni falsedades.

Chaves siempre será un intelectual liberal al servicio de la república y de la democracia, al servicio de su pueblo; pero sobre todo, al servicio de sus ideas y de la labor periodística.