viernes, 15 de enero de 2016

Adolescencia.

La adolescencia es una etapa en la vida en la que no podemos considerarnos ni adultos ni niños. Somos un punto medio, por lo que nuestros actos no alcanzan la madurez propia de una persona mayor pero superan a la de la infancia.


En esta etapa, somos juzgados por el resto de la sociedad, y asea por nuestros pensamientos, acciones o forma de vestir. Pienso que todos odiamos cuando nos comparan con otra persona, cuando nos juzgan sin conocernos realmente. Entonces, ¿por qué los adultos tienen estereotipos sobre nosotros y suelen generalizar la actitud de un solo adolescente? Nos definen como "pasotas", "juerguistas", "viciosos a las nuevas tecnologías"... Y podría seguir enumerando los tópicos a los que somos sometidos a esta edad. No estoy diciendo que no haya adolescentes así, pero no todos somos iguales tal y como la sociedad desea.


Simplemente, creo que no lo quieren entender. Cada uno es diferente. Cada uno tiene una forma de pensar y/o actuar, basada en las experiencias que ha vivido, y no debemos juzgarle por ello; y al contrario de lo que piensan, todos trabajamos para conseguir nuestras metas, solo que son diferentes en cada caso. Tal vez, muchos cumplirán a la fuerza lo que la sociedad les imponga, pero otros, tenemos unas ganas enormes de formarnos para conseguir y tener un buen futuro, y de conocer más sobre el mundo (incluidos nosotros mismos) para poder desarrollar la personalidad que queramos.


Y muchas veces me pregunto, ¿por qué nos imponen ser una persona completamente distinta a la que somos o queremos ser? Tal y como dice el artículo, hemos llegado a un punto en el que se ha generalizado tanto el mito del mal adolescente y se repite tantas veces, que llegará un momento en el que lo creamos.
Resultado de imagen de teenagers and society