jueves, 16 de octubre de 2014

El purgatorio {Comentario de texto}.

En nuestros dispositivos digitales llevamos vídeos y fotografías nuestras; pero también de amigos, familiares, conocidos. ¿Estamos dispuestos a dejar parte de nuestra alma, de nuestra esencia, en cada teléfono? Por una parte, pienso que sí; y por otra, que no.

Sí, porque años después cuando volvamos a mirar esas imágenes, recordaremos en el momento en el que fueron hechas. Seguramente, este momento sea uno bueno, por lo que nos alegre y nos haga extrañar esos tiempos.
Pero sin embargo, no estaría dispuesta a dejar en manos de nadie fotos o vídeos, que podrían utilizarse para amenazarme o avergonzarme delante de otras personas.
¿Dejará esta sociedad en algún momento de captar fotos propias? ¿Ganarán los pros? ¿Los contras? ¿O seguiremos con el mismo debate interior durante mucho tiempo? Espero que no, que esta batalla contra la publicación de imágenes dure poco; y que nosotros y las personas que tengan estas, sepan usarlas con total madurez. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario