miércoles, 31 de enero de 2018

Ensayo: Diferencias y semejanzas entre hombres y mujeres en la literatura.

Desde que empezamos a estudiar en cursos muy tempranos o nos interesamos por la literatura, nos damos cuenta de que siempre han tenido más importancia y representación los poetas y escritores masculinos. Esto no significa (como algunos podéis pensar) que las mujeres no ocuparon un papel decisivo en la evolución en la escritura, sino que eran eclipsadas por el poder masculino de la época.

Nos centraremos esta vez en la Generación del 27, de la cual conocemos gran variedad de autores, y qué casualidad, la mayoría son hombres como Rafael Alberti o García Lorca. Aunque, también destacaron féminas que se conocen como las SinSombrero, que hicieron que el papel de la mujer resaltara finalmente en lo escrito. Por ejemplo, destacan María Teresa León, Concha Méndez o Maruja Mallo. Sin embargo, la mayoría de ellas resultan desconocidas para nuestra propia población.

En general, se centraban sus redacciones y poemas se basaban en los mismos temas, aunque las mujeres utilizaban una perspectiva mucho más avanzada en la mayoría de ellos en los aspectos formales.

Una pregunta que se nos puede presentar al hablar de este tema es por qué eran menos conocidas, ya que hemos explicado antes que así era. Pero, ¿qué sucedía para que el trabajo mujeril no tuviera el mismo reconocimiento? Primero, debemos situarnos en una época histórica de España en la que solo los hombres podían acceder a la educación, por lo que entre las mujeres abundaba el analfabetismo y por lo tanto, la ignorancia a la literatura y la poesía. Esto hizo que aunque muchas de las individuas del momento se sintieran atraídas por la idea de escribir, no pudieran llevar su sueño a cabo por la falta de recursos y el papel impuesto por la sociedad de que la mujer debía cuidar a la familia y dedicarse a las tareas del hogar.
Conforme van pasando los años, las mujeres consiguen bajar este índice incultura al llevarse a cabo la Segunda República y con ella, los grandes avances en la ciencia, la tecnología y la educación, lo que les abrió muchas puertas. Pero esto no duró demasiado tiempo, ya que el General Franco tomó el poder gracias a una dictadura y las mujeres quedaron encerradas para dedicarse en cuerpo y alma a los hogares.

Además, debemos destacar que la mayoría de ellas decidieron exiliarse a otros países o volcar su vida a otros oficios que le aseguraran al menos, algo de reconocimiento en el mundo laboral.

Evidentemente, y tras comprender la situación que vivían en ese momento, su condición femenina si les hizo tener menos éxito, ya que estaban predestinadas por su sexo a dedicarse a la limpieza y la familia. Este era el prototipo perfecto para una mujer que viviera durante la Dictadura en nuestro país. Actualmente, seguimos viviendo en una sociedad basada en gran parte en conductas machistas, y aunque poco a poco se consigue ir erradicando estos comportamientos igualando las condiciones tanto laborales como personales, aún queda mucho trabajo por hacer para modelar completamente esta comunidad y poder conseguir un mundo en el que tanto mujeres como hombres tengan reconocido su esfuerzo, sin importar el sexo.


La relación entre los distintos participantes de la Generación del 27 fue igualitaria, ya que muchos de ellos eran conocidos al haber realizado los estudios juntos. A su vez, muchos de ellos comenzaron a desarrollar sus capacidades poéticas tras asistir a charlas o continuar los libros de otros de sus compañeros.
A su vez, cabe destacar que entre muchos de ellos se formaron vínculos afectivos que acabarían en relaciones matrimoniales, encuentros casuales o actuando como musas de los poetas. Ejemplos de lo primero son María Teresa León y Alberti.

Su poesía sufrió muy poca difusión y la mayoría fueran desconocidas para el pueblo, e incluso, que tuvieron poco reconocimiento por los propios miembros de esta generación. Esto aumentó la tardanza de su reivindicación, dada en gran parte por la dictadura, ya que como hemos explicado antes, la mujer tenía prohibido participar en la mayoría de las actividades, viéndose esto de mala manera. Sobre todo, aquellas relacionadas con el arte y la escritura. Y por otro lado, el atraso sufrido anteriormente al no poder acceder a los estudios.

REVISTA LITORAL

Revista Litoral

lunes, 15 de enero de 2018

Comentario de texto: En la Plaza

TEMA.

Descubrimiento de la identidad propia al vivir participando en una sociedad compleja. 

RESUMEN.

El autor del texto defiende que debemos vivir en comunidad para encontrar las explicaciones a las preguntas que tenemos sobre nosotros mismos, y así demostrar la unidad de nuestra sociedad. Propone el modelo de una plaza y lo compara con los primeros momentos de un baño en el mar para, de esta forma, mostrar como debemos entrar poco a poco en la gran comunidad que se forma entre las personas y como resultado comprenderemos finalmente quiénes somos. 

ESTRUCTURA.

- Primera parte: las dos primeras estrofas muestran como el autor compara la naturaleza con la vida en comunidad y le da una gran importancia, ya que según él debemos seguir la corriente de nuestra sociedad a la vez que somos un elemento importante en ella. 

- Segunda parte: desde el tercer párrafo hasta el último se muestra como el autor decide buscar un ejemplo que exprese su opinión y así explica cómo funciona una plaza, en la que todos somos necesarios para llevar a cabo nuestra función y nos relacionamos con los demás. La idea principal es la unidad de la sociedad y como esto nos lleva a descubrir quiénes somos. 

- Tercera parte: consta del tercer párrafo en el que el autor termina animando a todos a participar en la sociedad para que así descubramos quiénes somos realmente. 

COMENTARIO CRÍTICO.

Actualmente vivimos en una sociedad dividida, en la que cada individuo presta atención solo a las preocupaciones que le incuben, sin importarle qué sucede en la vida de los demás o qué problemas nos rodean. ¿Cómo podemos vivir sin relacionarnos con los otros individuos de este conjunto en el que estamos todos involucrados?

Estamos acostumbrados a preocuparnos solo por nosotros, a ignorar al vecino que se está muriendo de hambre o al joven deprimido que sube en el ascensor con nosotros. No somos realmente conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor hasta que nos vemos involucrados o se ve afectado algún elemento de nuestro día a día. Son esos pequeños cambios en nuestra normal y controlada vida los que, a veces, nos hacen darnos cuenta de la falta de interés que tenemos por los demás. 

Si bien es cierto que debemos tener más en cuenta nuestra vida personal y dedicar un esfuerzo a cuidar a nuestro propio ser, no debemos aislarnos como hacemos día tras día. Todo es bueno en su justa medida, y aunque la soledad a veces sea un milagro que nos ayuda a descifrar las más difíciles encrucijadas de nuestra mente y nuestro corazón, tampoco debemos de dejar de tomar en cuenta a aquellos que viven a nuestro alrededor. 

Nuestra forma de vivir se debería basar en un sistema en el que todos estuviéramos conectados realmente, y así poder dar lo mejor de nosotros a los demás a la vez que recibimos las ventajas de esa relación recíproca. Por el contrario, día a día solo veo gente absorta en su soledad. Tal vez, por esto sufrimos tanto las consecuencias de las malas acciones como la violencia o los diferentes tipos de abusos. 

Ojalá todo fuera distinto y fuéramos capaces de actuar como un todo en el que lucháramos codo con codo para resolver las injusticias de cada día y luchar por una vida unida mejor. Solo entonces conseguiríamos, como explica el autor del texto, darnos cuenta de quiénes somos realmente, teniendo ambas partes: soledad y unión. 












domingo, 3 de diciembre de 2017

Tarea de lectura - Primer Trimestre

¡Hola!

Como segunda tarea en este trimestre, debíamos realizar un trabajo sobre el libro que nos asignaron, El Árbol de la Ciencia de Pío Baroja. Constaba de dos partes, y teníamos que completarlo en parejas. La mía fue mi compañera Nuria Bernal.

En la primera parte, teníamos que reflexionar sobre los personajes principales del tomo: Andrés Hurtado y su tío Iturrioz. Así, debíamos caracterizarlos gracias a las citas textuales que consideráramos necesarias.

El resultado fue el siguiente, ¿qué pensáis de él?


La segunda parte constaba de asumir el pensamiento y la personalidad de ambos personajes, intentando adoptar también su forma de hablar para establecer un diálogo entre tío y sobrino sobre un tema de actualidad, el que nosotros eligiéramos. Debía a su vez, de atenerse al estilo de Pío Baroja.

Aquí está la última versión de nuestro trabajo.


Esperamos que os hayan gustado ambas secciones.
Un saludo, y hasta la próxima.




Trabajo de Investigación - Primer Trimestre

¡Hola!

Como primera tarea de investigación del curso, teníamos que realizar por parejas un Pinterest sobre uno de estos dos autores: Juan Ramón Jiménez o Antonio Machado. En mi caso, he realizado el trabajo con mi compañera Nuria Bernal sobre el primero que he nombrado.

En este, debíamos incluir una serie de imágenes que contaran su biografía, a la vez que varios poemas de los más famosos y un par de vídeos junto con nuestra crítica de los mismos.

Aquí os dejo el resultado final de nuestro trabajo, espero que os guste.

¡Un saludo!


lunes, 23 de octubre de 2017

Comentario de texto: El Árbol de la Ciencia.

TEMA.

Apatía de la población respecto a la corruptela política en Alcolea.

RESUMEN.
Los cargos públicos en Alcolea eran nombrados "mochuelos" y "ratones", ya que algunos robaban al pueblo de forma descarada y otros más disimuladamente. Promulgaban los valores negativos como el orgullo, el egoísmo,..., por lo que Andrés aprovechó para admirar el árbol de la vida en todo su esplendor. A menudo, comentaba con su mujer la situación y solo veía válida una solución: la revolución. Aunque, tras ser contagiado por el pesimismo, no veía que los nuevos partidos que surgían fueran a conseguir un buen desenlace. 

ESTRUCTURA.
Según el contenido, el texto puede dividirse en tres partes diferentes: 
- Primera parte: consta de los dos primeros párrafo. En ellos, se describen la situación actual de Alcolea y como los cargos políticos se dedicaban a robar con mayor o menor delicadeza. 
- Segunda parte: consta de lo escrito entre "¿Por qué incomodarse si,..." hasta "le parecían absurdas". Andrés se muestra reacio a no creer que haya alguna situación para la condición que estaba sufriendo su pueblo, y tras hablar con su mujer, piensa que lo único que puede salvarlos es una revolución. 
- Tercera parte: consta de lo escrito entre "Como buen epicúreo..." hasta el final del texto. Aunque anteriormente se muestra a Andrés como una persona decidida a luchar por los derechos de su pueblo, el pesimismo lo invade y lo muestra ante el surgimiento de nuevos partidos políticos que pretenden llevar a cabo un cambio. 

COMENTARIO CRÍTICO.
En los últimos de este siglo, España experimenta una crisis muy profunda, por lo que las injusticias dominaban la situación. Los altos gobernantes robaban al pueblo sin ton ni son, mientras que este, no podía hacer nada al carecer de poder en todos los sentidos. ¿Qué hacer, entonces?

La sociedad española, en ese entonces, lo tenía claro: no hacer nada. El pesimismo reinaba en todas las mentes, mientras que se dedicaban a hacer oídos sordos y ojos ciegos a todo lo que pasaba a su alrededor. Sus mentes estaban cerradas, y no veían una posible solución a los problemas que se estaban dando. Solo los cargos políticos podían hacer algo al respecto, pero en su lugar, preferían llenarse los bolsillos mientras el pueblo iba entrando poco a poco en un aprieto. Si bien es cierto, que algunos intentaban pensar en algún movimiento revolucionaria que acabara con la situación que vivían. Sin embargo, nada más brotar una idea ligera sobre qué hacer, era desechada por la desesperanza. 

Podemos ver un claro ejemplo de lo vivido en esa época en este fragmento del famoso libro de Pío Baroja. Alcolea no es más que un modelo basado en la comunidad española, pero simplificado para que los lectores pudieran entender lo que estaba sucediendo. Encontramos así los mangantes, los decepcionados y los positivos. Pero, estos últimos, iban desapareciendo poco a poco y pasaban a los otros grupos. El autor intenta mostrar con esto la crítica que hacía a la sociedad española por no actuar como un todo unido en contra de los privilegios, y solo concentrarse en un bien propio.  Tal vez si España hubiera actuado como un pueblo unido mientras combatían los abusos de los altos cargos, tal vez solo entonces, todo hubiera sido distinto. Pero, como siempre, preferimos actuar a favor de nosotros mismos para conseguir todo lo que queremos, sin tener en cuenta a los demás.

Supongo que nosotros tampoco estamos capacitados para juzgar su actuación, más cuando muchos años después seguimos actuando tal y como lo hacíamos antes. Ojalá algún día cambiemos los cimientos sobre los que estamos construyendo, para así poder avanzar como país. Mientras, tendremos que conformarnos con repetir los errores una y otra vez. O no, quizás nosotros seamos los destinados a dar un giro a todo esto. 




lunes, 2 de octubre de 2017

Comentario de un texto literario: Ríos.

TEMA.
Fugacidad de la vida y pérdida de la juventud con el paso del tiempo.

RESUMEN.
El poeta se recuerda estando en clase mientras uno de sus profesores lee un poema y él, a su vez, aprovecha para admirar a la chica que se sienta junto a él. Se cuestiona entonces como podría esa belleza un día llegar a marchitarse, si para él, el tiempo se detenía cada vez que la miraba. Al volver a clase meses después, se le comunica que su profesor ha fallecido en vacaciones y realmente, no le llega a doler. Sin suponerlo, acaba siendo aquel profesor que leía poemas a sus alumnos.

ESTRUCTURA.
El texto se divide en 4 partes diferentes:
- Primera parte: consta del primer párrafo en el que sitúa al lector en una clase, siendo el autor aún un niño.
- Segunda parte: consta del segundo, el tercero y el cuarto párrafo. El autor relata como está obsesionado y completamente enamorado de la chica que se sienta junto a él. Mientras, piensa en lo equivocado que está su maestro ya que la belleza de aquella chica no puede marchitarse con el paso del tiempo.
- Tercera parte: consta del quinto párrafo, y se explica como el profesor del aún niño muere, pero él no se ve afectado.
- Cuarta parte: consta del sexto, y último párrafo. En él, el autor confiesa que aunque siendo joven nunca pensó en llegar a ser profesor, acaba convirtiéndose en aquel maestro al que ignoraba.

COMENTARIO CRÍTICO.
A nuestro alrededor, todos los días ocurren cosas que llaman nuestra atención. Guerras lejanas, conflictos de intereses, discusiones entre amigos, acontecimientos familiares o en la comunidad, exámenes de alta importancia; por ejemplo. Muchos de nosotros, los jóvenes, vemos como esto no tiene un fin, y no podemos esperar a dar el paso a la madurez y a ser un adulto (cosas que suelen ir relacionadas en la mayoría de los casos, pero no siempre). Otros, por otro lado, desearían quedarse estancados siempre en este momento de la vida.

Sin embargo, y aunque seamos de un extremo u otro, algo hay que dejar claro: siempre se extrañará este periodo una vez que haya pasado. Por mucho que sea disfrutado, por muchas experiencias positivas que vivamos, siempre nos acabará pareciendo poco. Así es la vida, podríamos decir. Una aventura finita, fugaz y rápida. Una experiencia que se acaba antes de que te pares a pensar en lo que estás haciendo. Es corta, y si hablamos desde una perspectiva más fría, insignificante. Tal vez, solo uno de nosotros haga algún cambio que sea reconocido, mientras que los otros seremos olvidados con el paso de los años. Muchos tienen miedo a eso, a no ser recordados. Pero, sinceramente, yo solo tengo miedo a una cosa y es a no vivir.

Tengo miedo a malgastar mi vida. A llegar a la vejez y pensar por qué no me puse aquel jersey que tanto me gustaba, o por qué no me fui a aquel concierto cuando tenía tantas ganas, o por qué no besé a esa persona para demostrarle cuánto la quería. Ahora es cuando comprendo, mientras escribo esto, los consejos que mis abuelos siempre me han dado. Podríamos agruparlos todos en uno: VIVE. Lo malo pasa, lo bueno también. Los amores van y vienen con facilidad, al igual que la mayoría de los amigos; solo algunos se quedarán contigo. La familia te traiciona, mientras otros te apoyan. Pero lo importante, es vivir.

Ríete de todos esos chistes malos que en el fondo te causan risa pero prefieres ocultarla. Canta aquella canción que amas en la ducha, o en la calle, qué más dará. Abraza, besa, ama. No dejes que te hagan daño, aunque por supuesto lo harán; al igual que tú. Corre, anda. Levántate temprano para admirar como pasa un día completo, o quédate en la cama a disfrutar de un libro. Ve al cine, al parque, de compras. Juega mucho, diviértete; pero aprende a ser serio y a esforzarte por tus metas. En definitiva, vive.

Tal vez, mañana alguno de nosotros pasará a mejor vida. Ojalá nos llevemos la satisfacción de unos años vividos y aprovechados, porque nadie te recordará pero tú sí lo harás y pensarás en todo lo que hiciste y lo que no.  O tal vez no, quién lo sabe. Pero, por lo menos seguiremos aprovechando hasta el último minuto.